Trajinando la Victoria


 

QUÉ HACEMOS

1

Entregamos a los candidatos (o aspirantes a serlo) la información más confiable sobre cuál es la aceptación que ellos tienen en los electores. Asimismo, cuál es la imagen y el perfil que ellos proyectan en la población que decide.

2

Suministramos toda la información estratégica necesaria para el diseño correcto de la estrategia electoral. Sin esta información, la campaña puede convertirse en un fracaso.

3

Acompañamos a los candidatos en la elaboración y ejecución de los lineamientos estratégicos clave que servirán de guía para la ejecución exitosa de la campaña.

4

Ofrecemos las herramientas adecuadas para la auditoría de las campañas electorales. Llevar registros del desempeño de la campaña es fundamental para validar tempranamente los aciertos y los errores


 
Paso 1

INFORMACIÓN

Ofrecemos toda la información estratégica para el diseño correcto de las estrategias electorales. El principio guía es: ¨Hay que diagnosticar antes de recetar". 

Paso 2

ESTRATEGIAS

Con la información estratégica ya en mano, procedemos al diseño de las estrategias que deben conducir a la victoria. La primera decisión es precisar el objetivo. La segunda es seleccionar los electores-meta que se requieren para lograr la victoria. La tercera es definir el foco electoral. La cuarta es desplegar el facultamiento adecuado para que los ejecutantes de las campañas hagan bien su trabajo.

Paso 3

EJECUCIÓN

La ejecución de las estrategias en las campañas es la fase más compleja debido a la cantidad de personas involucradas. Saber sostener el foco, mantener a los activistas alineados con las estrategias sin caer en la tentación de la dispersión, son pasos clave de una campaña. Somos expertos en el entrenamiento de los activistas para el despliegue adecuado de las estrategias de campaña, y en cómo organizarse para el logro de las metas.  

Paso 4

AUDITORÍA

Medimos el desempeño de la campaña electoral. Esto es fundamental para persistir y reforzar lo que está generando resultados y corregir a tiempo aquellas estrategias y ejecuciones que no están generando resultados o que están conduciendo al fracaso.  Aplicamos estudios y procedimientos cuantitativos y cualitativos para esta fase.

 

TEMAS RELACIONADOS


La fuerza del No

en la psicología del votante

El votante que no sabe lo que quiere se decide porque sabe lo que no quiere.

Parece un juego de palabras:
-Solo sé que no sé lo que quiero pero sí sé lo que no quiero…
Parece pero no es.
No es un juego sino más bien una clave de la psicología del votante.

Muchos votantes afirman no saber a qué candidato van a votar. Ven la lista de los aspirantes y no se inclinan por ninguno de ellos.

¿Cómo puede una campaña electoral trabajar para ganar un porcentaje significativo de esos votantes?
Trabajando sus rechazos.
Eso: sus rechazos.

Antes mencioné una clave de la psicología del votante.
¿Cual es?
Que siempre sabe lo que no quiere.
Siempre sabe a quién o a quiénes rechaza.
Siempre sabe contra quién votar.

Es la fuerza del No.
La potencia del rechazo.
La energía de estar en contra.

Muchas veces es esa peculiaridad de la psicología del votante la que mueve el escenario electoral y decide las elecciones.

Imagina un escenario así.
Tu candidato no logra despegar por encima de sus competidores.
Tampoco ninguno de sus competidores lo logra.
¿Qué hacer?
¿Cómo patear el tablero y desacomodar a los otros candidatos en beneficio del tuyo?
Pues investiga cuales son los rechazos del público que todavía no ha optado claramente por ninguno.
¿En contra de quién están?
¿Y por qué?

Cuando lo sepas aprovecharás la psicología del votante a tu favor.
¿De qué manera?
Con un plan estratégico para situar a tu candidato en la cresta de la ola.
¿Qué ola?
Pues la del rechazo, la del no, la ola en contra.

Cuando el público que no termina de decidirse ve que uno de los candidatos se acerca más que los demás a ser la contracara de lo que rechaza…entonces habrás avanzado un enorme terreno.

Recuérdalo.
Si la gente no te elige por lo que eres, entonces es posible que te elija por lo que no eres.

Daniel Esquibel / "Maquiavelo & Freud"


 

¿Cómo atravesar el caos de la campaña electoral y llegar al puerto de los votos?

Estás navegando en alta mar y te sorprende la tormenta. El caos se instala. Vientos terribles que cambian de dirección. Olas enormes que parece que se van a tragar el mundo. Corrientes violentas. La embarcación que se sacude. Tu estómago que se da vuelta. Caos.
Pase lo que pase debes atravesar la tormenta. Y llegar, del otro lado, al puerto indicado. Para eso van a jugar un papel muy importante algunos factores como la calidad de la embarcación, tu propia capacidad como navegante y el método que uses para ubicar la posición del puerto y enfilar hacia él. Claro que algunos avances científicos te pueden ayudar: ya no basta con mirar las estrellas y hacer algunos cálculos, sino que ahora puedes tener hasta un GPS.

La campaña electoral es casi una tormenta perfecta.

Un caos desatado de millones de decisiones que hay que tomar y de millones de opiniones que todo el mundo vuelca aquí y allá. Un caos frenético de acciones, de rumores, de comunicaciones, de aciertos y de errores, de enojos y de peleas. En suma: vientos huracanados.

Y para colmo hay un solo puerto que te sirve: el puerto de los votos. Porque si no logras el objetivo, ese objetivo crudo y duro que se mide en votos, entonces tu barco puede hundirse o simplemente quedar a la deriva.

Si el barco (candidato, partido) es fuerte, entonces anota una variable a tu favor.

Si el navegante (tú mismo) es bueno, vaya una segunda anotación a favor.

Si la tormenta (problemas de coyuntura) es razonable, tal vez tengas un tercer tanto.

¿Qué falta?

El otro factor que resta es el GPS, la tecnología para atravesar la tormenta y llegar hasta el puerto. A ese GPS yo le llamo método.

Método, sí. Una forma estructurada y secuenciada de llevar adelante la campaña. Una organización de toda la comunicación electoral para que esté alineada con el objetivo central: persuadir al votante.

Tal vez sea ese tu instrumental más necesario en una campaña electoral: un método de persuasión política. Porque de eso se trata la campaña electoral.

Tratando de hacer un aporte en estos temas es que diseñé el Curso MINOTAURO (Cómo usar la psicología para convencer a los votantes). Y que no es más que la profundización y la aplicación de la metodología que ya he propuesto en mi libro-biblia Maquiavelo&Freud. Los datos del Curso los puedes encontrar con un click aquí.

Insisto: método.

La única manera de atravesar ese caos que siempre es la campaña electoral es con método. Y particularmente con un método claro y definido de persuasión política.

De lo que se trata en una campaña, al fin y al cabo, es de dibujar una línea recta que conecte directamente con el cerebro del votante. Lo demás es caos.

Daniel Esquibel / "Maquiavelo & Freud"